embarazo psicológico en perros

Embarazo psicológico en perros, ¿qué es y cómo afecta a mi mascota?

5
(2)

El embarazo psicológico en perros o la pseudogestación canina es un trastorno muy común y aparece en la gran mayoría de las perras. No se trata de una enfermedad, pero sí es recomendable conocer sus síntomas y establecer algunas pautas para tratarlo correctamente y evitar que nuestra mascota sufra algunas consecuencias posibles de esta alteración.

¿Qué es la pseudogestación en perras?

falsa gestación canina

El embarazo psicológico en perros comienza a presentarse después de un celo. En este caso, el cuerpo de la perrita «no sabe» que no se ha quedado preñada y da por hecho que se ha producido la gestación. De esta manera, su ovario continúa produciendo altos niveles de progesterona y, al cabo de 2 meses (cuando se supone que tiene lugar el parto), aparece el conocido embarazo psicológico.

En realidad, podría ser más conveniente llamar a esta alteración «parto psicológico», pues es a partir de este momento cuando empiezan a florecer todos los síntomas.

Síntomas del embarazo psicológico en perros

Cuando una perra pasa por una pseudogestación, esta puede experimentar síntomas físicos, conductuales o ambos a la vez.

Síntomas físicos

Estos síntomas aparecen cuando el cuerpo de la perra se prepara físicamente para alimentar a sus cachorros:

  • Las glándulas mamarias se vuelven más gruesas y se ven inflamadas.
  • La perra puede llegar a producir leche.
  • Puede presentar signos de debilidad y agotamiento.

Síntomas conductuales

pseudogestación

Los síntomas que afectan al comportamiento del perro suelen ser muy ilógicos en comparación a la conducta habitual del animal:

  • La perrita puede adoptar un juguete o cualquier objeto y lo identifica como cachorro, protegiéndolo, lamiéndolo y arropándolo.
  • La perra se puede mostrar ansiosa, apática, deprimida e incluso perder el apetito considerablemente.
  • Puede crear un nido, hacer agujeros o escarbar en algún rincón del hogar.

¿Afecta por igual a todas las perras?

No, no todas las perritas son igual de sensibles a los cambios hormonales y a los niveles de progesterona. Por tanto, no por tener una hembra serás testigo de un embarazo psicológico después de un celo.

En cambio, las perras que sí tienen un grado de sensibilidad mayor a los cambios de progesterona, siempre lo tendrán, por lo que las posibilidades de que experimenten una pseudogestación después de cada celo son muy elevadas y casi totales. Se estima que 6 de cada 10 perras no esterilizadas sufren la pseudogestación tras el celo.

Aunque no lo sepamos, muchas veces como cuidadores podemos favorecer la aparición y duración del embarazo psicológico en perros con nuestras acciones:

  • Suministrarle una dieta hipercalórica
  • Realizar poco ejercicio físico y favorecer el sedentarismo del animal

El embarazo psicológico puede durar unas 3 semanas aproximadamente. Tras este periodo, los síntomas suelen desaparecer por sí solos.

¿Cómo puedo evitar que mi perra padezca un embarazo psicológico?

tratamiento pseudogestación en perros

En primer lugar, desde SiempreCan recomendamos acudir a la clínica veterinaria de confianza para exponer el caso clínico de la perrita y recibir asesoramiento de un profesional. Te sorprendería saber la cantidad de casos en los que un cuidador asiste por un embarazo psicológico y el diagnóstico es un embarazo real, por lo que el tratamiento y el proceso son completamente diferentes.

A priori, la solución más eficiente es la esterilización del animal, tras la cual desaparecería este trastorno por completo. Sin embargo, no siempre se quieren tomar unas medidas tan drásticas y muchos cuidadores prefieren tratar los síntomas durante el embarazo psicológico en perros.

Importante: El trastorno de la falsa gestación no se cura con una gestación real, es decir, muchos cuidadores creen que esta alteración desaparecerá para siempre si su perrita tiene una camada real, pero lo cierto es que esto solo ocurrirá durante el embarazo y volverá a repetirse después del siguiente celo. Además, pueden surgir problemas añadidos para la salud de la madre durante la gestación o el parto y también para los cachorros.

Nunca se debe cruzar a una perra solo por intentar solventar esta situación, ten en cuenta que si solo es por este motivo y no se cuenta con propietarios de confianza que deseen cuidar a los futuros cachorros, estos podrían acabar en un refugio o en situaciones peores. ¡Los animales no son un juguete!

Tratamiento

Cuando la opción de la esterilización no se contempla, desde casa se pueden llevar a cabo algunas acciones y pautas para regular el embarazo psicológico en perros:

  • Algunas perritas requieren de medicación prescrita por el veterinario para cortar la leche y bajar la inflamación de las mamas, ya que en los casos más severos, se puede producir infección, mastitis y quistes.
  • Como propietarios, hay que evitar que la perra se lama las ubres hinchadas para evitar la estimulación de las glándulas mamarias. En estos casos, pueden ser de ayuda los trajes o vestidos para perros y como última opción, los collares isabelinos. También se le puede calmar la zona con alcohol alcanforado, compresas frías o hielo con movimientos muy rápidos y evitando el masaje en la zona.
  • Es conveniente distraer a la perrita de su situación, para ello se pueden aumentar las horas de juego en casa y también sacarla a pasear más a menudo.
  • Si la perra ya ha sufrido anteriormente un embarazo psicológico, debemos retirarle los objetos o juguetes que asocia como su cachorro antes de que aparezca la falsa gestación.
  • Si la perrita está en plena pseudogestación, también debemos retirarle el juguete u objeto asociado a su cachorro, pues cuando la madre visualiza a su cría, las glándulas mamarias se estimulan para la producción de leche.

síntomas embarazo psicológico en perros

¿Hemos resuelto tus dudas sobre el embarazo psicológico en perros? Si deseas más información sobre este y otros temas relacionados con el cuidado de los perros, déjanos un comentario con tu consulta o contacta con nosotros. Además, compartiendo y valorando esta información ayudas a otros cuidadores a saber más sobre sus mascotas y a nosotros nos motivas a mejorar nuestros contenidos.

En el Blog de SiempreCan podrás encontrar otros artículos relacionados con este tema, como El celo en los perros, síntomas y fases de la menstruación canina. ¡Echa un vistazo!

¡Forma parte de nuestra comunidad perruna!

Desde nuestra cuenta SiempreCan en las redes sociales Instagram, Facebook y YouTube compartimos cada semana un montón de información sobre el cuidado y la salud de los perros y también os enseñamos nuestro día a día haciendo felices a muchas familias con nuestros entrañables cachorros. ¿Quieres conocerlos? ¡Te están esperando!

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario, pregunta lo que necesites

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sara Fernandez

¿En qué podemos ayudarte?

Síguenos

Deja un comentario, pregunta lo que necesites

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *