comó_refrescar_a_tu_perro_en_verano

10 consejos sobre cómo refrescar a tu perro en verano

5
(1)

El verano y las altas temperaturas son cada año menos llevaderas y no solo afectan a los humanos, nuestros amigos peludos también las sufren. Si además no les ayudamos a regular la temperatura corporal en estas fechas, pueden llegar a padecer el temido golpe de calor. Para evitar sustos, es importante conocer cómo refrescar a tu perro en verano y hoy en día puedes recurrir a un montón de técnicas para pasar un verano divertido y bien fresquito junto a tu mascota. ¡Allá van 10!

¿Cómo afecta el calor a los perros?

En el artículo anterior vimos la importancia de prevenir el golpe de calor en los perros y explicamos que los perros no tienen la capacidad de sudar como lo hacemos las personas, sino que regulan la temperatura corporal a través del jadeo en la respiración y por las almohadillas de sus patitas. Para ellos, este proceso es mucho más lento, por lo que una subida repentina y aguda de su temperatura (a partir de los 40º), puede ser peligrosa e, incluso, letal.

Ideas sobre cómo refrescar a tu perro en verano

1. El agua es lo más importante

Tu perro debe tener, las 24 horas del día, agua limpia y fresca. Este punto es fundamental para la salud del animal y, especialmente en verano, es recomendable proporcionarle varios recipientes en las estancias donde suele pasar más tiempo. Estos recipientes deben estar a la sombra y alejados de la luz del sol directa. Puedes echar cubitos de hielo para refrigerarla o también puedes darle cubitos de hielo directamente para que los chupe, ¡le encantará!

Además, con el calor debemos cambiar el agua frecuentemente para que sea saludable y evitar así que proliferen bacterias y organismos perjudiciales para él.

Para las salidas y los paseos largos, también es importante disponer de un bebedero de agua portátil.

2. Espacios frescos y con sombra

Es importante proteger al perro de las zonas de sol directo y de los espacios poco ventilados y calurosos. Como nosotros, ellos también buscarán un cobijo fresquito en los meses de verano y es frecuente verlos tumbados sobre suelos con superficies que se enfrían fácilmente, como baldosas y mármoles. Encuéntrale un lugar sombreado y donde haya una correcta ventilación para que se sienta cómodo, sobre todo en las horas de más calor y especialmente si vive en el exterior.

3. Comida húmeda

Con el calor los perros tienen menos apetito y, por tanto, comen menos cantidad. Si tu perro come pienso durante todo el año, darle raciones de comida húmeda (en las horas más frescas y evitando darle de comer en las de más calor) puede ayudarle a mantener los niveles de hidratación adecuados y ¡se le hará la boca agua!

4. Piscinas para perros

piscina-para-perros

Si vives en un lugar con terraza, patio o jardín, proporcionarle una piscina para que beba, salpique, juegue y se meta dentro, es una opción muy divertida e ideal como técnica refrescante que seguro, disfrutará muchísimo.

Si por el contrario no dispones de espacio al aire libre, puedes mojarle con agua o paños humedecidos sus zonas más sensibles, como la panza, las almohadillas y la boca.

Existen perros a los que les encanta el agua y otros que la temen o a los que no les gusta. Debemos respetar sus gustos y personalidad y nunca obligarles o tirarles a piscinas y meterlos en el mar si sabemos que no lo disfrutan. Esto puede provocarle miedos e inseguridad a la larga, por no hablar de que pueden pasar un mal rato.

5. Camas y mantas que se enfrían

manta-refrescante-para-perros

En este punto parece que se ha avanzado más en el mundo perruno que en el de los humanos, ¡hay camas refrescantes para perros! Consisten en una especie de mantas con un líquido o gel refrigerante en el interior que pueden meterse en el congelador cada ciertas horas o que simplemente con el paso de los minutos, vuelven a una temperatura fresquita. Se pueden poner sobre el suelo o sobre su cama para que estén más cómodos. Una idea genial sobre cómo refrescar a tu perro en verano ¡y que te dará mucha envidia!

6. Cepillar el pelo diariamente

El pelaje de los perros tiene una función protectora que actúa frente al frío y también frente al calor y las quemaduras solares. Un cepillado diario ayudará a mantener el pelo sano, eliminando el cabello muerto y los enredos que puedan dificultar su misión.

7. Corte de pelo

Este consejo no es aplicable en todos los casos. Algunos perros tienen dos capas de pelo, siendo la segunda la encargada de ayudar a equilibrar la temperatura. En estos perros, los cortes de pelo no son recomendables. Por ejemplo, nunca debes cortárselo a estas razas:

  • Pomerania
  • Schnauzer
  • Husky
  • Pastor Alemán, Belga, Australiano o Suizo
  • Border Collie
  • Mastín
  • Labrador
  • Teckel
  • Beagle
  • Sheltie
  • Cavalier

Por supuesto, en los perros de pelo corto, nunca debemos rasurarlos ni intervenir con las tijeras. Su propia naturaleza les capacita para regular la temperatura.

Teniendo en cuenta el listado anterior y consultando previamente con tu veterinario de confianza o con un peluquero canino profesional, puedes cortarle el pelo a tu perro y rebajar su pelaje para ayudarle a combatir el calor.

8. Juguetes refrescantes

panuelo-refrescante-perros

¡Más ideas sobre cómo refrescar a tu perro en verano! Actualmente hay juguetes muy divertidos que se pueden meter en el congelador durante unos minutos para después dárselos al perro (también serán muy felices con los cubitos de hielo). Además, hay collarines refrescantes que se pueden meter en agua antes de colocárselos al perro, de esta manera podrá estar en casa fresquito o salir a pasear.

9. Helados caseros

cómo refrescar a tu perro en verano

Y hacemos hincapié en ”caseros”, pues nunca debemos darle a nuestro perro un helado para humanos por su alto contenido en azúcar y otros ingredientes incompatibles con su organismo. Hacer helados para nuestro perro es muy sencillo y económico, con la ayuda de unos moldes tan solo hace falta mezclar agua y trocitos de frutas como melón, sandía, arándanos o naranja y dejarlos en el congelador. Después, podremos administrárselos a nuestro perro pasándolos previamente por el grifo para que no sufran daños en la lengua. Le encantará y además será una maravillosa fuente de vitaminas bien fresquita. Otra suculenta idea sobre cómo refrescar a tu perro en verano es hacer helados de caldo de carne con trocitos, ¡se volverá loco!

10. En las horas de más calor, ¡nada de paseos!

Aunque es de sentido común y ni si quiera nosotros querríamos salir a hacer ejercicio o pasear en las horas donde más aprieta el sol, es importante resaltar que además de sufrir las altas temperaturas mucho más que nosotros por las razones que hemos explicado, también pueden sufrir quemaduras en las almohadillas de sus patitas si el asfalto o el suelo está muy caliente.

Ya sabes que en SiempreCan amamos a los animales y nos preocupamos porque todos los perros tengan los mejores cuidados y una vida sana y feliz junto a sus propietarios. Si te ha gustado esta guía sobre cómo refrescar a tu perro en verano, valora y comparte el contenido para ayudar a más cuidadores y a sus mascotas. Recuerda que puedes seguirnos en nuestras redes sociales para más consejos y trucos sobre el cuidado de los perros. ¡Forma parte de nuestra comunidad perruna!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Sara Fernandez

¿En qué podemos ayudarte?

Síguenos

Leave a Reply

Your email address will not be published.