Cómo evitar que un perro ladre

5 trucos para evitar que un perro ladre

5
(4)

Los ladridos son una de las formas de expresión que los perros tienen para comunicar sus intenciones y emociones, pero para los cuidadores, especialmente si convivimos en pisos o edificios donde residen más vecinos, pueden resultar muy molestos e incluso, un problema a largo plazo. En este artículo te contamos por qué ladran los perros y, por supuesto, cómo evitar que un perro ladre con técnicas muy sencillas.

¿Por qué ladran los perros?

En la comunicación canina los ladridos juegan un papel fundamental, pues es una de sus múltiples formas de relacionarse con el entorno que les rodea. Sin embargo, cuando nos encontramos con un perro que ladra excesivamente y de forma descontrolada, es posible que el animal esté intentando decirnos que algo no anda bien en su contexto, en su salud o en su educación.

A rasgos generales, la mayor parte de los perros ladran por sufrir ansiedad por separación, frustración, miedo, una territorialidad desmedida o una mala socialización en su etapa como cachorro.

También debemos tener en cuenta que no todos los perros son igualmente propensos a ladrar y que, dependiendo especialmente de la raza y también de la edad y el sexo, esta situación puede ser completamente distinta. Por ejemplo, las razas de perro que más ladran son el Yorkshire Terrier, el Beagle, el Schnauzer, el Chihuahua, el Pekinés y el Westy.

Aunque genéticamente un perro tenga más tendencia a ladrar que otro, esto no significa que no podamos poner remedio con técnicas sencillas y pautas de comportamiento.

educación canina

5 trucos para evitar que un perro ladre

Para evitar que un perro ladre, lo primero que debemos hacer es averiguar por qué lo hace. Por esta razón es muy importante tomarnos el tiempo necesario para conocer a nuestra mascota, descubrir lo que le aterra, descubrir lo que le entusiasma… Si no consigues comprender por qué razón ladra tu perro y esto ocurre de forma recurrente y excesiva, te recomendamos que acudas a la clínica veterinaria para una revisión, es posible que el animal esté intentando avisarte de que algo no va bien.

Descartada esta posibilidad, estos 5 consejos seguro que ayudan a calmar a tu perro y proporcionarle una mejor calidad de vida a él y a ti.

1. Sé empático y cariñoso

La verdadera clave para evitar que un perro ladre es tener empatía. Es interesante conocer que la inteligencia de un perro adulto equivale a la que podría tener un niño de 3 años, por lo que, ¿cómo tratarías a un niño de esa edad si entrara en un estado de miedo, estrés, ansiedad o euforia?

Si, por ejemplo, eres consciente de que tu perro se siente aterrorizado ante un animal o persona extraña o está muy nervioso porque se siente amenazado, el primer paso es entenderlo y solucionar el origen de lo que lo ha alterado con cariño y tranquilidad.

como hacer que mi perro pare de ladrar

2. Mantén un clima de calma y relax

Puede parecer obvio, pero no siempre es fácil de conseguir. Es frecuente que como respuesta a nuestro perro después de escucharlo ladrar bastante tiempo, reaccionemos de forma estrepitosa, le gritemos que se calle o incluso, le demos algún toque o golpeemos algún objeto. ¡Es justo lo que no hay que hacer! Piénsalo así, si tú estuvieras gritando, ¿te ayudaría a relajarte que la otra persona te gritase más?

Intenta responder con una voz calmada y suave, incluso susurrando y suavizando la situación.

¿Tienes dudas?

También es muy positivo incentivar un clima general de paz en el hogar, es decir, no solo cuando el perro ladre, sino durante todo el día. Pasa tiempo con tu perro, acarícialo frecuentemente, dale masajes y mimos. Evita también ruidos estridentes cuando estés con tu mascota, como poner la televisión o la música a un volumen muy alto, dar golpes, gritar…

que hacer si mi perro ladra

3. Haz que gaste energía

Son muchísimos los perros que ladran por estrés y ansiedad. Esto tiene una solución muy sencilla y se consigue con actividad física. Busca tiempo para salir a pasear o correr con tu mascota al aire libre y un rato cada día para jugar fuera o en casa con juguetes que le encanten.

Es completamente contraproducente castigar o maltratar a un perro que se encuentra en cuadro de estrés o ansiedad, por lo que la empatía y el cariño deben estar siempre por delante cuando tratemos con él.

4. Dale un giro a la situación

En este punto es interesante conocer algunos trucos de adiestramiento canino para evitar que un perro ladre cuando se siente completamente concentrado en una situación concreta.

Por ejemplo, si te encuentras paseando por la calle y tu perro se altera y comienza a ladrar a otro perro con el que se está cruzando, intenta no tensar la correa, esto le transmitirá más tensión y no ayudará a que se calme. En este caso puedes desviar su atención con alguna palabra que le indique una acción positiva, como ¿jugamos?, ¿vamos a la calle?… y seguir caminando con tranquilidad y seguridad.

También es frecuente que tu perro ladre cuando escucha el timbre, oye a algún vecino, etc., en ese momento puedes pedirle que se siente y te dé la patita, después, darle el premio que suele recibir cuando lo hace. Así se desconectará de la situación que le ha provocado esa ansiedad.

5. Incentiva su seguridad y confianza

Un perro con confianza y seguridad en sí mismo, es un perro mucho más tranquilo y feliz. Incentivar estas cualidades ayudará a que pueda estar solo sin sentirse incómodo, pueda caminar por lugares que no conoce con tranquilidad, acercarse a otros animales sin sentirse amenazado…

Para ello existen muchas opciones y muy divertidas con las que también podrás disfrutar junto a él. Por ejemplo, los juegos interactivos de búsqueda y olfato que estimulan su inteligencia, lo mantienen concentrado y le aportan seguridad. Esto es especialmente útil en los perros que parecen muy descontrolados y que ladran por todo.

perro jugando

Para evitar que un perro ladre, también es aconsejable evitar todo lo que le provoca incomodidad y malestar de forma innecesaria. Con ello queremos decir que, si a tu perro le da miedo el sonido del aspirador o pasear por un parque, evita en la medida de lo posible exponerlo a estas situaciones.

Por supuesto, es muy útil acudir a un centro de adiestramiento canino donde un profesional examine la personalidad y el comportamiento del perro y nos asesore en cuanto a actividades y trucos que le den ese plus a la convivencia.

adiestramiento canino

¿Qué te ha parecido esta guía para evitar que un perro ladre? Cuéntanos en comentarios cuál es tu situación y la de tu mascota o pregúntanos cualquier duda que te haya surgido sobre este y otros temas caninos. También puedes valorar y compartir este artículo para llegue a muchos más cuidadores.

¡Y tenemos una comunidad perruna maravillosa de la que puedes formar parte! Síguenos en nuestros perfiles sociales en Instagram, Facebook y YouTube donde cada semana compartimos consejos, trucos y curiosidades sobre los perros. ¡Te estamos esperando en SiempreCan!

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario, pregunta lo que necesites

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sara Fernandez

¿En qué podemos ayudarte?

Síguenos

Deja un comentario, pregunta lo que necesites

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *