West Highland White Terrier (Westy)

A pesar de su tamaño, el Westy es intrépido, voluntarioso y tenaz. Gran cazador de ratas y ratones. También es muy osado en la caza del conejo. Comportamiento muy valiente, incluso no dudando en enfrentarse al zorro. Su encanto y alegría lo convierten en un indudable perro de compañía. Fuera de su país de orígen se le emplea rara vez para la caza.

De orígen escocés, sus antepasados debieron ser perros de trabajo de la región del West Highland. Pero no se sabe exactamente si desciende del Scotish Terrier blanco como afirman algunos, o del Cairn Terrier, como asegura Stanley Dangerfield en su autorizada obra.

El westy ya existía hace 300 años en Escocia, y en aquella época era una variedad del Cairn Terrier blanco como la nieve y, por lo tanto mal considerado, y repudiado, puesto que lo consideraban una anomalía del Cairn Terrier.

En el siglo XIX el Cairn Terrier blanco había desaparecido practicamente. Una familia de criadores, los Malcom de Poltalloch, se dedicó entonces a seleccionar todos los Cairn Terriers blancos, creando de esta manera la raza.

Aspecto general: perro pequeño, bien constituido, de aire impertinente.

Talla y peso: Alrededor de 28 cm. De 7 a 10 Kg.

Cabeza. Cráneo un poco abombado, no muy estrecho. Stop suave, Cara recta. Trufa negra. Dientes fuertes.

Ojos. Medianos, separados, un poco profundos, oscuros.

Orejas: Pequeñas y puntiagudas. Separadas.

Cuellos: Musculoso.

Cuerpo. compacto, pecho profundo, costillas arqueadas. lomo liso y recto. Peletillas oblícuas.

Cola. De 13 a 15 cm. Recta.

Extremidades: Musculosas. Anteriores cortas, posteriores sólidas.

Pies: Redondos. Uñas negras.

Pelaje: Duro, aplastado, sin rizos. Blanco puro.

  • West Highland White Terrier (Westy)
  • West Highland White Terrier (Westy)