Shih Tzu

Su nombre significa perro león en chino, porque el collarín que le rodea la cabeza y el color de su manto evocan  la silueta del rey de la selva. Por ese motivo, al igual que el leon se le considera un animal sagrado.

Es de porte altivo, ademanes dignos y mesurados, muy limpio, activo, lleno de vivacidad, dulce y cariñoso con sus amos, a la vez que desconfiado con los desconocidos.

Es perro de lujo por excelencia. Muy jugetón, le encanta brincar y correr.

No existe unanimidad sobre si su procedencia es china o tibetana. Con toda seguridad es el cruce entre el Lhassa Apso, perro típicamente tibetano y el Pequinés, indiscutiblemente chino.

Aspecto general: Su porte es altivo y su comportamiento vivo alegre. No es ni Terrier ni perro enano.

Talla y peso: Máximo 26 cms. 4,5-8 kg.

Cabeza: Ancha y redonda, greñuda, con pelos que le caen debajo de los ojos, formando barba y patillas.

Ojos: Grandes oscuro y redondos.

Orejas: Grandes y colgantes, revestidas de abundante pelo.

Cuerpo: Entre la cruz y el nacimiento de la cola debe ser mas largo que la altura en la cruz. Pecho ancho y profundo.

Cola: Abundantemente cubierta de pelo y rizada sobre el dorso.

Extremidades: Macizas por la abundancia de pelo. Cortas y musculadas.

Pelaje: largo y denso pero no rizado. Se permiten todos los colores; se prefier un pequeño mechón blanco en la frente.