Carlino

Los ingleses lo llaman pug por su nariz aplastada. en cuanto a su denominación de Carlino se le debe al mismo Carlo Bertinazzi, celebre actor italiano del siglo XVIII, que representaba el papel de arlequín con un antifaz negro y que puso de moda este perro.

Burlón y glotón, en ocasiones gruñe, pone mala cara o ronronea, pero sus grandes ojos le otorgan de un encanto especial. Muy identificado con sus amos, guarda la distancia con los extraños, cuando no les es francamente hostil.

Tradicionalmente es el perro de compañía de las personas acomodadas en Inglaterra y Estados Unidos.

Según Cornevin, cinólogo de finales del XIX, el Carlino sería una miniaturización del dogo de Burdeos. Para Firenzo Fiorone, especialista italiano contemporáneo, sus orígenes serían idénticos a los del Mastín, ambos procedentes a pesar de sus diferencias de una idéntica y antigua raiz asiática.

Aspecto general: Sólido, compacto y cuadrado. Debe tener proporciones regulares y músculos desarrollados.

Talla y peso: Entre 30 y 35 cm. y 7 - 8 Kg.

Cabeza: Ancha y maciza. Redonda sin tener en ningún caso forma de manzana. Surcada de arrugas anchas y profundas. Hocico corto y cuadrado.

Ojos: Color oscuro, grandes y prominentes, en forma de globo. Brillantes y de expresión dulce.

Orejas: Implantadas altas, pequeñas y finas. Se admiten dos formas: en rosa o en botón. Preferentemente la última.

Cuello: Se confunde con el cuerpo.

Cuerpo: Corto y rechoncho, pecho ancho.

Cola: Enroscada, pegada sobre el muslo. Un doble enrollamiento se considera la perfección.

Extremidades: Musculosas y fuertes. Corvejones ligeramente acodados.

Pies: Bastante redondos. Dedos separados. Uñas negras.

Pelaje: Corto, espeso y brillante. Color plateado, albaricoque, beige o negro.

  • Carlino
  • Carlino
  • Carlino